«En la vejez también es posible gozar»